Robots mesoneros y tecnologías digitales: La nueva normalidad post-COVID-19

Robots mesoneros y tecnologías digitales: La nueva normalidad post-COVID-19

coronavirus roboticaA medida que el distanciamiento social parece extenderse más o menos durante el resto de 2020, los restaurantes, las tiendas y los pequeños negocios están implementando formas seguras de mantener a sus consumidores. Por lo tanto, muchas empresas y negocios están enfrentando desafíos sobre cómo abrir y proveer sus servicios de manera segura.

La nueva realidad nos ha obligado a cambiar, algunos de los procesos clave de los establecimientos han sido llevados a la ejecución remota, utilizando más dispositivos digitales para protegerse a sí mismos y a los clientes.

Las herramientas digitales son las grandes aliadas. El mundo post-cuarentena exige más innovaciones tecnológicas y software que nos permitan mantener el contacto al mínimo, lo que representa un gran desafío.

Las tiendas, restaurantes y muchos servicios están diseñados para ser lo opuesto al distanciamiento social. Mantener a los clientes a dos metros de distancia es casi una utopía. Sin embargo, las herramientas tecnológicas disponibles ayudan a minimizar el problema.

La solución al distanciamiento

El Grupo Inurface está combinando una cámara de monitoreo térmico para leer remotamente la temperatura de múltiples individuos con una tecnología de nube que comparte estos datos en tiempo real con los gerentes del negocio.

Su director general explicó que para ellos no se trata de reinventar la rueda. «Se trata de ver qué soluciones habíamos ofrecido anteriormente como empresa, así como la tecnología disponible para la adaptación, e imaginar formas creativas que puedan apoyar rápida y prácticamente a las empresas y tranquilizar al público».

Otra cuestión extremadamente delicada en el debate sobre la apertura o no de restaurantes locales es el proceso de toma de pedidos, ya que por lo general requiere un contacto directo, lo cual es un tema preocupante. Para ello, la tecnología de pedidos móviles será la solución.

Puede ayudar a las empresas a minimizar los puntos de contacto con el personal y los clientes, reduciendo e incluso eliminando el contacto individual.

Sobre esto, Ali Rees, director comercial y co-fundador de Tabology,  dijo que tales herramientas podrían ser beneficiosas. «Los clientes piden con más frecuencia y gastan más cuando hay menos barreras para el servicio, así que además de mantener el distanciamiento social también es más probable que puedas obtener beneficios del reducido número de clientes que puedes acomodar».

Por lo tanto, el software y las aplicaciones que pueden tomar pedidos de los clientes también podrían funcionar como una forma de acelerar los servicios de entrega y de recogida. Podría ser una solución tecnológica «todo en uno».

Y el principal beneficio: en un mundo en el que los datos son la clave, tener un sistema totalmente integrado podría ayudarle a construir bases de datos de los clientes para mejorar sus servicios.

Muchas empresas ya habían comenzado a implementar herramientas digitales para sus negocios. Sin embargo, ahora dejó de ser una opción para convertirse en una necesidad. La pandemia del COVID-19 ha transformado el mundo y muchas empresas tendrán que adaptarse si quieren proporcionar un servicio que no suponga un peligro para la salud.